Probióticos y prebióticos como alimentos funcionales en nutrición animal

Contenido principal del artículo

Autores

Lidy Viviana Castillo Barón

Resumen

Los alimentos funcionales producen efectos beneficiosos a la producción y sanidad de los animales, superior a los de los alimentos tradicionales. Dentro de la gama de alimentos funcionales están los probióticos y los prebióticos. Los probióticos son microorganismos vivos que al ser agregados como suplemento en la dieta, favorecen el desarrollo de la flora microbiana gastrointestinal. La mayoría de las bacterias que se utilizan como probióticos en los animales de granja pertenecen a las especies Lactobacillus, Enterococcus y Bacillus, aunque también se utilizan levaduras (Saccharomyces cerevisiae) y hongos (Aspergillus oryzae). En los rumiantes adultos el uso de probióticos (Saccharomyces cerevisiae y Aspergillus oryzae) puede incrementar la producción de leche (entre 1 y 2 kg por animal y día) y la ganancia diaria de peso de terneros en cebo (hasta un 20 %). Por otro lado los prebióticos son ingredientes no digeribles de la dieta que estimulan el estado sanitario debido a que estimulan del crecimiento y/o la actividad de determinados microoganismos beneficiosos del tracto digestivo, y que además pueden impedir la adhesión de microorganismos patógenos. Los prebióticos constituyen el sustrato fundamental (el “alimento”) de las bacterias probióticas. Las sustancias más utilizadas son los oligosacáridos. El objetivo de esta revisión es analizar el mecanismo de acción y efecto benéfico de los probioticos y prebióticos como alimentos funcionales en la producción y sanidad animal

Palabras clave:

Detalles del artículo

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.